El growth de este mercado de alimentación y servicio a domicilio, todo en uno, saltó desde la calle a los cumpleaños, fiestas, matrimonios y eventos. Ya había trabajado como chef en su natal Canadá, pero ahora estaba en Santiago y poner un restaurante propio period demasiado caro. El poder transformar mi kombi en cocina fue la forma más fácil de comenzar con un restaurante en términos de lucas”, explica Moreno-Márquez, además, queríamos hacer una propuesta totalmente diferente a lo que hoy en día existe en Chile respecto de la cocina callejera, y en cierta forma lo logramos”. Pero, luego de hacer todo un estudio de cómo funcionaban los food vans en Estados Unidos, no se demoró en encontrarse con los problemas de las regulaciones en Chile.

Cuando los carros y remolques comenzaron a llegar, los vecinos estaban contentos, pero los dueños de locales estaban divididos. Mientras algunos decidieron aprovechar las hordas de gente que venía a comer desde hamburguesas gourmet hasta comida filipina abriendo sus tiendas hasta más tarde, los restaurantes locales sufrían. En Granada Hills, finalmente, muchos de ellos optaron por salir a buscar a la gente, mejorar sus productos y atender hasta más tarde, como lo hacen los carros.

La comida de los meals vehicles es comida que va más allá de lo esperado, es out of the box. Entonces éste es un beneficio importante para toda la ciudad, porque apoya las ideas y las deja crecer en un ambiente con bajas barreras de entrada”, comenta Geller, quien antes estuvo en el negocio de los restaurantes tradicionales. Hoy, el carro de comida más well-liked carro de comida de Los Ángeles es uno al que casi ningún empresario le habría tenido fe. Se llama Kogi y es de fusión coreano - mexicana.

Post Navigation